Archivo para junio, 2011

Paul está muerto: Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band

Posted in Leyendas Urbanas, Paul McCartney, The Beatles, Uncategorized with tags , , , on 30/06/2011 by Héctor Sánchez

Ahora sí. Lo prometido es deuda. Este es el primer álbum que los Beatles editaron después de la trágica y supuesta muerte de Paul McCartney, salió al mercado el 1 de junio de 1967. También es el disco más jugoso para encontrar pistas del fatídico suceso.

Un álbum con pistas para dar, tomar y regalar

En este álbum los Cuatro de Liverpool adoptan otra identidad bajo el nombre “La banda de los corazones solitarios del Sargento Pimienta” y en su portada se encuentran rodeados de multitud de figuras célebres, históricas y culturales hechos en cartón a tamaño real. El diseño de esta cubierta corrió a cargo de Peter Blake y Michael Cooper inmortalizó este collage al tomar la fotografía que sirvió de portada. Todos estos personajes, incluidos las réplicas de cera de los Beatles, están reunidos alrededor de una tumba. La tumba de Paul McCartney, por supuesto. Esta portada recoge el entierro del bajista.

En la parte inferior de la cubierta, un grupo de jacintos amarillos dibuja la silueta de un bajo, pero no es un bajo cualquiera, es un bajo para zurdos. Como Paul. Pero este bajo no tiene cuatro cuerdas, como debería; sólo tiene tres, una cuerda por cada Beatle vivo.

Un bajo para zurdos con sólo tres cuerdas

Pero ahí no queda la cosa. A su vez, estas flores también forman una palabra: “PAUL?”. El nombre de McCartney aparece acompañado de una interrogación. «¿Dónde está Paul?» es la conclusión que se puede sacar de esta peculiar corona de flores.

Los jacintos preguntan dónde está Paul

Justo al lado del florido bajo, hay una figura de una deidad hindú. Es Shiva, la diosa de la destrucción, que con un brazo apunta a la figura de cera de Paul y con el otro señala al supuesto nuevo Paul.

La diosa destructora señala a McCartney

A la derecha de la portada, aparece una muñeca con una camiseta que da la bienvenida a los Rolling Stones. Esta muñeca puede representar a Jane Asher, la pareja de Paul por esa época. Pero lo importante es lo que tiene sobre su pierna derecha: un Aston Martin de juguete. ¿Qué coche conducía el Beatle zurdo cuando sufrió el accidente? ¡Exacto! ¡Un Aston Martin! Para enfatizar que el accidente fue muy sangriento, a la izquierda de la muñeca se muestra un guante machado de sangre.

Un Aston Martin como el de Paul sobre la muñeca

Muy cerca de la muñeca, la televisión está apagada. Una forma sutil de decir que los medios de comunicación no dijeron nada al respecto del accidente ya que fueron sobornados para no abrir la boca.

El silencio de los medios

En pleno centro de la fotografía, los Beatles miran a cámara. John, Ringo y George están un poco ladeados, Paul está de frente, como si estuviera plano, parece otra figura más de cartón como las que acompañan a la banda. Además, McCartney está más alto que los demás, cuando debería tener la misma estatura que Lennon o que Harrison, como muestra basta mirar la altura de las figuras de cera (donde, por cierto, McCartney parece dar el pésame a Starr).

Los instrumentos también son una importante metáfora. Todos sostienen un instrumento brillante de metal, mientras que el Paul McCartney tiene uno de madera de color negro; y el negro es el color de la muerte. Además, el instrumento de metal que el zurdo debería tocar es la tuba, que está situada en la tierra, como la tumba.

El instrumento que debería tocar McCartney

Como ya vimos en la portada anterior, Revolver, la mano sobre la cabeza es un símbolo de muerte en la cultura hindú. Y aquí, la mano vuelve a aparecer sobre la cabeza de Paul. Esta vez, la mano es la del cómico Issy Bonn.

La mano sobre la cabeza

Sin duda, la pista más elaborada y divertida que se esconde en esta cubierta es realizar la prueba del espejo. Consiste colocar un espejo de forma paralela a la mitad de las palabras que aparecen en el bombo: LONELY HEARTS. De esta manera, el texto que se refleja dice lo siguiente: 1 ONE 1 X HE DIE. En otras palabras, “1” y “ONE” forman un “11”; “1” y “X” forman “IX”, “9” en números romanos; y “HE DIE”, quiere decir “El murió”. Como en inglés las fechas se escriben indicando primero el mes, este texto se interpreta como “El 9 de noviembre, él murió”. Importa poco que falte una letra S para escribir correctamente en inglés “He dies” y el símbolo sobrante que aparece entre “HE” y “DIE” puede ser una flecha que apunta a McCartney.

¿Cómo se lee esto?

Pero las pistas no sólo están en la portada, basta con girar el disco y mirar la contraportada. Aquí los Beatles miran al frente. ¿Todos? No, Paul McCartney está de espaldas, no es quien debería ser, es un impostor. Además, al igual que en la portada, está más alto. Encima de su cabeza están las palabras “Without You” (Sin ti), que vienen del título «Within You, Without You». Además Paul, tiene toda la letra de esta canción impresa sobre su fotografía.

¿Quién da la espalda?

George Harrison está señalando un verso. No es un verso cualquiera, dice “Wednesday morning at five o’clock” (miércoles por la mañana a las 5); es la hora de la colisión de McCartney. Además, coincide que el 9 de noviembre de 1966 fue miércoles.

George Harrison señala la hora y el día que sucedió

Y por si esto no fuera suficiente, en la foto del interior al desplegar la cubierta, el bajista lleva una insignia con las letras “O.P.D.”, es decir, “Officially Pronounced Dead” (Declarado Oficialmente Muerto). No obstante, lo que parece una “D”, en realidad es una “P” y las siglas serían “O.P.P.”, las siglas de la Policía Provincial de Ontario. Recordemos que William Campbell era canadiense.

¿Qué significan estas siglas?

Como no podía ser de otra manera, las canciones también tienen mensajes ocultos.

Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band

Con esta canción se presenta a William Campbell en sociedad:

Así que permitid que os presente
Al único y verdadero Billy Shears

Billy Shears es William Campbell. Billy es diminutivo de William. Y Shears suena muy parecido a “’s here” (aquí). Es decir, Billy Shears quiere decir “Billy’s here” (Billy está aquí).

She Is Leaving Home

Miércoles por la mañana, a las 5 mientras comienza el día

Como he indicado antes, a esa misma hora, McCartney tuvo el accidente.

Lovely Rita

Cuando vi a Rita

Rita es la chica que distrajo a Paul mientras conducía y por eso su coche acabó empotrado.

Good Morning

Nada que hacer para salvar su vida
 
 Y ahora estás solo, estás en la calle
 
Gente corriendo alrededor
Son las 5
 
Mirando las faldas, empiezas a coquetear

Todos estos versos insisten en las mismas ideas: Paul sale a la calle tras dejar el estudio, no puede salvar su vida, se distrae con una chica, hay gente que ve el accidente a las 5 de la mañana.

A Day In a Life

Se voló la cabeza en un coche
No se dio cuenta de que el semáforo había cambiado
Una multitud de gente se arremolinó para mirar
Habían visto su cara antes

Aquí sucede lo mismo que en la canción anterior pero se cuenta de una manera mucho más directa.

El Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band supuso un antes y un después tanto en la historia de los Beatles como en la historia del música en general. Además de una fuente muy jugosa de pistas para ilustrar el accidente automovilístico de Paul McCartney. Pero esto no ha hecho más que empezar.

Nos veremos en La Cara Oculta del Rock…

Cómo John se convirtió en Lennon

Posted in John Lennon, Nowhere Boy, Películas, The Beatles with tags , , on 28/06/2011 by Héctor Sánchez

Cartel de la película

Antes de pedir la paz sin moverse de la cama, antes de casarse con una artista conceptual japonesa y antes de peinarse con flequillo hacia delante y volver locas a las adolescentes, John Lennon era un muchacho rebelde, irónico y problemático. Ese carácter queda reflejado a la perfección en Nowhere Boy (2009), el primer largometraje de la artista Sam Taylor-Wood, que llega a nuestras carteleras con dos años de retraso. No está nada mal abrirse un hueco en el mundo del séptimo arte con un biopic de un personaje tan complejo como éste. El guión corre a cargo de Matt Greenhalgh, ésta es su segunda experiencia a la hora de llevar mitos del rock a la pantalla grande tras la narrar la vida de Ian Curtis en Control (Anton Corbijn, 2008).

Pensar en John Lennon es pensar en los Beatles, pero la película se aleja precisamente de este tópico y relata la traumática adolescencia de John antes de formar el grupo más popular que Jesucristo. El filme gustará tanto al público conocedor de la biografía de los Beatles como a aquellos que la vean por curiosidad.

Aaron Johnson, a quien vimos envuelto en las mallas del antisuperhéroe Kick-Ass (Matthew Vaughn, 2010) se mete en la piel de un joven John Lennon atrapado entre dos mujeres opuestas: Mimi (Kristin Scott Thomas), su recta y conservadora tía, y Julia (Anne-Marie Duff), su pizpireta y vivaracha madre. Su relación con ellas resulta peculiar y atípica. Si Mimi ha jugado el papel de madre, Julia, la verdadera madre que abandonó a John de crío y que aparece para recuperarlo, se convierte en una colega. Julia le ofrece un hombro donde apoyarse, una evasión para Lennon y una forma de escapar de sus continuas riñas con su tía. En determinados momentos, en el ambiente se sugiere una cierta tensión sexual entre John y su madre.

La propia Julia, aparte de Elvis Presley, es quien enciende la llama de la música en el conflictivo Lennon al darle unas primeras clases para tocar el banjo. De ahí a la guitarra sólo hay un paso. Lo siguiente es formar un pequeño grupo de skiffle con sus amigos y compañeros de clase. El filme recoge el nacimiento de los Quarry Men, el antecedente directo y germen de los Beatles.

El inicio del tándem Lennon-McCartney

Si hay un momento esperado en la película, éste es el primer encuentro entre John Lennon y Paul McCartney. Aquí comienza la leyenda, la alianza entre dos genios. Thomas Brodie-Sangster, el niño que en Love Actually (Richard Curtis, 2003) tocaba la batería, ahora es un joven Paul que da clases de guitarra a John a pesar de que Lennon le mire por encima del hombro. El contraste entre las personalidades de Lennon y McCartney salta a la vista y su rivalidad en el escenario queda reflejada en un momento del largometraje.

Siguiendo la historia, es Paul McCartney quien presenta e introduce a George Harrison (Sam Bell) en el grupo, a pesar de que no sea más que un niño. Que nadie espere ver a Ringo Starr, ya que el batería se unió mucho más tarde. No obstante, en esta historia se echa en falta a un personaje muy importante en la adolescencia de John: Stuart Sutcliffe, el amigo íntimo de Lennon y compañero en el Art College, el bajista original de los Beatles y quien bautizó al grupo.

Quitando ese detalle, el filme es un relato más o menos fiel de la biografía de John, plagado de guiños para los fans de los Beatles, como el comienzo que homenajea a Qué noche la de aquel día (Richard Lester, 1964),  la aparición en pantalla de The Cavern, o continuas referencias al odio que Lennon sentía hacia sus gafas. Y aunque no se escuche ningún clásico de los Cuatro de Liverpool, la banda sonora está repleta de clásicos del rock and roll. No podía ser de otra manera, si tenemos en cuenta que por esa época era un género musical recién estrenado.

Sin ánimo de destrozar el final, la película termina justo en el momento en el que John Lennon le da a la tía Mimi una inesperada noticia: su grupo (del cual nunca llegan a decir el nombre) va a viajar hasta Hamburgo. Y ahí es cuando uno quiere más. Uno se queda con las ganas de ver ese viaje a Alemania, de saber por qué cambiaron sus tupés de teddy boys por el flequillo y de la locura que vino después. Aunque, pensándolo bien, quizá no sea necesaria explicar esta parte de la historia de John Lennon que todos ya conocemos. Ahí está el acierto de película,  Nowhere Boy sólo relata la historia de cómo la música hizo viajar a este muchacho de ninguna parte al resto del mundo.

Nos veremos en La Cara Oculta del Rock…

Paul está muerto: Revolver

Posted in Leyendas Urbanas, Paul McCartney, The Beatles with tags , , , on 26/06/2011 by Héctor Sánchez

De nuevo, nos encontramos con otro álbum con múltiples pistas para demostrar la teoría de la muerte de Paul McCartney.

¿Por qué Paul McCartney está totalmente de perfil?

En la ilustración de la carátula, realizada por Klaus Voormann (un antiguo amigo de la época de Hamburgo), Paul McCartney es el único de los cuarto que está completamente de perfil, mientras que el resto están (más o menos) mirando al frente. Esto quiere decir que Paul ya no forma parte de la banda o que los otros tres nunca aceptarán al nuevo. También se dice que se optó por una ilustración ya que William Campbell todavía no se había hecho las operaciones de cirugía correspondientes.

Además, aparece una mano sobre la cabeza del bajista. Es la primera vez que aparece la pista de la mano que se repetirá más adelante en otros álbumes. Esta mano tiene dos interpretaciones: por una parte es el gesto que realizan los sacerdotes para bendecir a los muertos antes de enterrarlos; por otra, en la cultura hindú, la mano sobre la cabeza es un símbolo de muerte.

La mano sobre la cabeza es la muerte para los hindúes

Pero no sólo existen referencias en la portada, también en las letras de las canciones.

Taxman

El disco ya comienza con alusiones a la muerte por accidente de tráfico desde la primera canción:

Si conduces un coche…
 
Si tienes mucho frío…

Es decir, frío como un cadáver. Cuando la canción está terminando, John dice:

Ahora mi consejo para los que mueren
Declaren sus peniques en sus ojos

En la mitología griega, a los muertos se les colocaban unas monedas sobre los ojos para pagar a Caronte, el barquero que cruzaba el río Estigia para pasar del mundo de los vivos al mundo de los muertos. Pero mitología aparte, quizá “Taxman” no se refiera a “recaudador de impuestos” sino a “taxidermista”, a la persona que se dedica a disecar animales muertos para que parezcan que están vivos.

Eleanor Rigby

Aquí se habla del entierro de Paul:

El Padre MacKenzie, se sacude la tierra de las manos
Mientras se aleja de la tumba

Se supone que al principio, el sacerdote iba a apellidarse McCartney, pero como era una pista muy evidente, utilizaron un nombre parecido.

Yellow Submarine

El submarino amarillo es el ataúd donde está enterrado Paul.

Cielo azul
Y verde mar

Este ataúd se encuentra sumergido bajo el verde mar, en otras palabras, enterrado bajo la hierba del cementerio.

Go to Get You Into My Life

Estaba solo
Me di una vuelta
No sabía lo que iba a encontrar

Aquí se refiere a cuando el Beatle zurdo se subió a su coche.

Oh, de repente te vi

A la persona a la que ve es a Lovely Rita, la persona que le distrajo mientras conducía. Pero está historia la dejamos para el próximo disco.

Tomorrow Never Knows

Abandona todos los pensamientos
Ríndete ante el vacío
 
O juega al juego de la existencia hasta el final

Paul McCartney jugó al juego de la existencia (la vida) hasta el final (la muerte). Toda esta canción está inspirada en el libro La experiencia psicodélica de Timothy Leary, Richard Alpert y Ralph Metzner, que a su vez está basado en El libro tibetano de los muertos.

Las pistas están ahí, pero una vez más hay que desmentirlas. De nuevo sucede que este álbum, publicado el 5 de agosto de 1966, es anterior al supuesto suceso de la muerte ocurrido el noviembre del mismo año. Sin embargo, el próximo álbum sí que es posterior al accidente y cuenta con las pistas más jugosas. Prometido.

Nos veremos en La Cara Oculta del Rock…

¿Qué tienen en común? The Easybeats y AC/DC

Posted in AC/DC, En común, The Easybeats with tags , on 24/06/2011 by Héctor Sánchez

The Easybeats

AC/DC

El guitarrista de los Easybeats, George Young, es el hermano mayor de Malcolm y Angus Young, guitarristas de AC/DC.

Nos veremos en La Cara Oculta del Rock…

Paul está muerto: Yesterday and Today

Posted in Leyendas Urbanas, Paul McCartney, The Beatles with tags , , , on 22/06/2011 by Héctor Sánchez

Si hay un álbum ansiado y buscado por coleccionistas de los Beatles, es éste. El disco, lanzado por Capitol para Estados Unidos, está compuesto por canciones de otros álbumes, temas descartados, singles y caras b. Es decir, un poco de aquí y otro de allá; un disco hecho con pedazos. Así que así aparecían los Beatles, disfrazados de carniceros, con batas blancas, rodeados de trozos de carne, dentaduras y muñecos hechos trizas; rodeados de pedazos.

Una portada que vale mucho dinero

La fotografía fue tomada por Robert Whitaker. Con ella, quiso huir de las fotos amables que los Beatles acostumbraban a hacer y mostrar una cara diferente. Sin embargo, se interpretó que esta portada sirvió de crítica por parte de los Beatles a lo que la Capitol hacía con sus álbumes. La portada fue rápidamente censurada y sustituida por otra fotografía donde los cuatro de Liverpool posaban junto a un baúl. En las primeras copias del álbum se pegó una portada sobre la otra; estos ejemplares poseen mucho valor y se ofrece un dineral por ellos.

Pero vayamos a la parte que nos interesa. En ambas portadas hay guiños a la muerte de Paul McCartney. En la primera versión del álbum, conocido como El carnicero, los trozos de carne, la sangre y los muñecos mutilados representan como quedó el cuerpo de Paul tras el accidente. De hecho, el bajista tiene una dentadura sobre su brazo derecho, sugiriendo la pérdida de dientes que sufrió tras el choque de su vehículo.

Paul perdió sus dientes en el accidente

George Harrison sostiene una cabeza de un muñeco justo al lado de la cabeza de McCartney haciendo referencia a la decapitación del Beatle. Para insistir más en este asunto, Paul tiene a su derecha y a su izquierda dos muñecos decapitados.

Una teoría para perder la cabeza

En la siguiente portada, aparentemente más políticamente correcta, el zurdo de los Beatles está dentro del baúl que los demás rodean; el baúl es una metáfora de un ataúd. Además, Paul ya tiene una cicatriz sobre su labio superior, lo que hace pensar que no es McCartney quien posa, sino su sustituto William Campbell.

¿Este baúl es el ataúd de McCartney?

Aunque, siento decirlo, pero en este álbum sucede lo mismo que en el anterior: fue lanzado antes del supuesto accidente. Concretamente, el 15 de junio de 1966, cinco meses antes de la “muerte” del Beatle. No obstante, la historia y la leyenda de este álbum hacen que no sólo sea una rareza sino un objeto muy cotizado.

Nos veremos en La Cara Oculta del Rock…

Hasta siempre, Big Man

Posted in Bruce Springsteen, Clarence Clemons, E Street Band with tags , , on 20/06/2011 by Héctor Sánchez

Las lágrimas caían en la ciudad mientras Bad Scooter trataba de montárselo;  así comenzaba «Tenth Avenue Freeze-Out».  Bruce Springsteen asumía el papel de Bad Scooter (ambos con las mismas iniciales) y así se presentaba: «Ése era yo. El que derramaba lágrimas en la ciudad». Bad Scooter lloraba y se lamentaba porque se sentía solo, así lo explicaba  El Boss: «Estoy solo, no tengo a nadie. Lucho por salir adelante y viene la última estrofa».

Cuando se produjo el cambio en el barrio alto
Y el Big Man se unió a la banda
Desde la costa hasta la ciudad
Todas la preciosidades levantaron sus manos
Me sentaré tranquilamente a reír
Cuando Scooter y el Big Man partan en dos esta ciudad

 

 Con esta canción, Bruce contaba cómo se forjó su amistad con el saxofonista Clarence Clemons. Se dice que el Big Man entró en la vida de Bruce Springsteen un día que El Boss tocaba con su banda en el Student Prince. En la calle llovía a mares y hacía un viento de película de terror. De repente, la puerta se abrió de golpe y apareció la imponente silueta de Clemons. Quizá fue una ráfaga de viento, quizá fue la entrada de aquel hombre, pero la puerta se desprendió de las bisagras y salió despedida. Clarence se acercó al escenario ante la mirada atónita de Bruce y le preguntó si podía tocar con ellos. «¡No le iba a decir que no!», recordaba Springsteen. El resto es historia.

Big Man y El Boss, una combinación perfecta

Las lágrimas desaparecieron con su llegada; pero las lágrimas vuelven a caer sobre la ciudad porque el sábado 18 de junio, el Big Man abandonó la Calle E para siempre. Clarence Clemons falleció por las complicaciones del derrame cerebral que sufrió el 12 de junio y del que no ha podido recuperarse.

Decir que Clemons forjó el sonido característico de la E Street Band es poco. Decir que era el alma, también. La portada del álbum Born to Run (1975) es una metáfora perfecta de lo que el Big Man suponía a la banda en general y a Bruce en particular. Al desplegar la carpeta del disco vemos a Springsteen apoyado sobre su hombro mientras le mira de forma amistosa y pícara. La fotografía, tomada por Eric Meola, transmite amistad y complicidad. Porque eso era Clarence Clemons para Bruce Springsteen: un colega, un cómplice y un hombro sobre el que apoyarse. El Big Man era el pilar de la E Street y sus solos de saxo eran la parte más emotiva en las canciones. La explosión de su saxofón era la parte más celebrada y ovacionada en los conciertos. Su rugido sirvió como seña de identidad la E Street Band, ya que por entonces, no existían muchas bandas de rock que contaran con un saxofón en primer plano.

La fotografía de Eric Meola, símbolo del rock y de la amistad

Pensar en el saxo de Clemons es pensar, inevitablemente en su solo de «Jungleland». Claro que tuvo muchos y muy buenos solos en su carrera, pero si hay que recordarlo por uno, es por ese. Un solo monstruoso y brillante. Un solo de los que ponen la piel de gallina, de los que recorren la médula espinal. Un auténtico regalo para los oídos de más de tres minutos de duración. El propio Clarence Clemons recordaba así las impresiones de su solo: «La gente se acerca y me dice: ‘el solo de Jungleland me salvó la vida’. O: ‘el alma de esa canción me ayudó cuando había tocado fondo’. Siento que he hecho mi trabajo».

Duele saber que ya no habrá más solos de saxo y una pregunta constante revolotea en el ambiente: ¿Qué será ahora de la E Street Band? Si alguien era insustituible en la banda, ese era Clarence Clemons. No sólo era un músico genial, era un icono: el negro sonriente y fortachón de casi dos metros que servía de contrapunto perfecto para Bruce Springsteen. Sin él, la banda no será lo mismo.

Un gran saxofonista y un gran compañero

Pero vaya donde vaya, Clarence Clemons no estará solo. Allí le espera otro colega que ya abandonó la E Street hace tres años, Danny Federici, Phantom, el teclista y miembro fundador de la banda. La Calle E se va quedando desierta. Las lágrimas caen en la ciudad. ¿Se avecina una tormenta? No. Es el rugido de un potente saxofón, que ahora se escucha desde arriba.

Nos veremos en La Cara Oculta del Rock…

Paul está muerto: Rubber Soul

Posted in Leyendas Urbanas, Paul McCartney, The Beatles with tags , on 18/06/2011 by Héctor Sánchez

La primera referencia a la supuesta muerte de Paul McCartney la encontramos en la portada del álbum Rubber Soul. En la fotografía de la cubierta,  realizada por Robert Freeman, los Beatles aparecen en contrapicado. ¿Por qué? Porque  se supone que esta foto está tomada desde la tumba de Paul.

La fotografía está realizada desde la tumba de Paul

Además, las letras del título del disco, diseñadas por Charles Front, parecen que están formando un corazón invertido, de ahí que se pueda pensar que hay un alma falsa en el grupo.

Un corazón invertido, ¿está Paul del revés?

Sin embargo, estas interpretaciones no sirven para confirmar la teoría de la muerte del bajista por una razón muy sencilla: Rubber Soul fue lanzado al mercado el 3 de diciembre de 1965 y Paul McCartney “murió” en 1966. Por tanto, estas primeras referencias no sirven para apoyar el fallecimiento del Beatle zurdo, aunque si queremos, lo podemos considerar como premoniciones. Pero ya puestos así, también podríamos pensar que en la portada de Help Paul está lanzando un grito de socorro ya que va a morir en el futuro.

No obstante, no os decepcionéis, porque los próximos álbumes están cargados de pistas, cada cual más extraña.

Nos veremos en La Cara Oculta del Rock…